Xenofobia, vergüenza nacional


(Extraído del blog "Sanata con clase")

Días atrás mantuve una charla telefónica con una persona a quien conozco desde hace tiempo y con el que solemos compartir ricas charlas futboleras.

Sin esperarlo, la cordialidad habitual que caracterizaba ese intercambio de opiniones se diluyó cuando salieron espontáneamente otros temas.

Mas allá de las diferencias ideológicas, que son válidas y respetables, hay algo que logra realmente poner a prueba mi moderación y paciencia habituales: la xenofobia.

"Habría que cerrar las fronteras para que no entre nunca más ningún boliviano, paraguayo, peruano, que son todos negros de m... que vienen a delinquir y a sacarle trabajo a los argentinos" fue tan sólo una de las frases que este hombre largó como llamaradas de odio.

Estaba más que claro que este "defensor de la causa nacional" no supo (o si lo sabía se olvidó) que estaba hablando con alguien cuya madre y gran parte de su familia es paraguaya, lo cual no se lo hice recordar hasta que se encontrase en las profundidades de un pantano bien espeso y profundo.

Cuando mi aclaración y réplica llegaron, cualquier intento de retractación ("me entendiste mal", "te estaba cargando", "no me refería a los inmigrantes de hace 30 años atrás sino a los que vienen ahora" (?)) fue en vano, por lo que no tuvo más remedio que despedirse abruptamente.

A pesar de esta anécdota poco feliz, personas con este tipo de pensamiento existen y seguirán existiendo en todo el mundo, independientemente de la clase social a la que pertenezcan. Mi esperanza es que sean siempre los menos. Y para que esto suceda mucho ayudará que aquellos que condenan la xenofobia y el racismo decidan combatir ese odio no con las mismas armas sino con herramientas argumentativas que llamen a la reflexión, a dejar de lado tanto prejuicio, a interesarse en conocer la realidad de aquellos que dejan su tierra natal y su familia, de conocer la cultura que traen consigo y ofrecer la propia. En definitiva, mirar un poco mas allá del propio ombligo.




El post completo aquí, en el que incluyo un cuentito de mi autoría: "La riqueza del alma".

0 comentarios:

Citas y Refranes.com


El comunicador digital Blog© 2009 | Plantilla Blogger | Diseño de

Diarios de Argentina

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP